Portada del sitio > Blogs > María González Reyes

Relatos que prefieren la lluvia

María González Reyes

Lluvia que a veces acaricia y que otras remueve todo por donde pasa. Pero siempre lluvia que destapa aquello sobre lo que cae. Llueve fuerte sobre los migrantes que habitan (...)

  • Vivir a ras de la tierra

    Me gustaría decirte que la ciudad duerme y que solo yo estoy despierta. Sola frente a la ciudad dormida. Dormida de coches de ruidos y de gente. Dormida de centros comerciales de oficinas de fábricas. Dormida. Pero no. Esta ciudad no (...)


    María González Reyes | 19 de febrero
  • Otro hechizo para la bella durmiente

    El príncipe se retrasó en ir a besar a la princesa porque tenía muchas cosas que hacer: generar estrategias para tener sometido al pueblo, saber cómo castigar las insurrecciones creando un ejército despiadado, inventar formas de convencer a (...)


    María González Reyes | 12 de febrero
  • Barcos de papel

    El juicio finalmente no se celebró. El policía decidió retirar la acusación particular 24 horas antes. La fiscalía ya había pedido el sobreseimiento del caso porque no veía indicio de delito, pero hasta 24 horas antes de las 10 de la mañana (...)


    JPEG - 185.9 KB

    María González Reyes (La Marea, 7 de febrero de 2017) | 8 de febrero
  • Baldosas de colores

    Alguien pintó algunas baldosas del suelo con teselas de colores. No sé si ya estaban por la mañana (eran solo unas pocas, dispersas entre la multitud de baldosines grises) yo solo me percaté a la vuelta. Al llegar a casa fui directa al (...)


    María González Reyes | 5 de febrero
  • Pies descalzos

    Muchas cosas importantes se hacen con los pies descalzos. Limpiarse bajo el agua el cansancio, parir, dormir la siesta en las tardes de verano. También descargar el pescado de una barca que llega a la costa. Pies en el agua templada de (...)


    María González Reyes y Pedro Ramiro (Ecologista, nº 91, invierno de 2017) | 30 de enero
  • Dos días antes del juicio

    Supongo que Diego hoy se levantó entre nervioso e ilusionado. Supongo que entre las dos cosas gana la ilusión. Supongo que desayunó (quizás tostadas con café) y que pensó mientras se duchaba que ojalá todo termine bien, que es lo mismo que (...)


    María González Reyes | 15 de enero

|

Twitter

Vimeo >>