OMAL

La gorriona

María González Reyes

Domingo 11 de febrero de 2018

Se había caído del nido. Era una hembra de gorrión diminuta y ella la recogió sin mucha convicción de poder salvarla. A las pocas semanas no había nadie en toda la fábrica textil que no la hubiese visto ir de un lado al otro con la pequeña gorriona volando detrás de ella.

Su hijo, que por entonces tenía cinco años y pasaba horas jugando entre las telas, cuenta siempre esta historia cuando le preguntan de dónde le salió esa afición por las aves.


Ver en línea : Más relatos aquí >>