OMAL

Mujeres

María González Reyes

Jueves 8 de marzo de 2018

La que le gusta hacer largos en la piscina los lunes por la tarde. La que se cogió una excedencia en el trabajo para cuidar a su hija menor. La que puso una maceta con flores en la mesa de su despacho. La que vino de otro país siendo enfermera y ahora asea a ancianos en una residencia. La que lleva años participando en una asociación feminista. La que le gusta tanto vestir de rojo que siempre lleva algo de ese color en alguna parte de su cuerpo. La que le cuesta hablar en público y casi siempre se calla su opinión. La que le gusta lucir unos pendientes de oro caros, carísimos. La que disfruta viendo series un rato cada noche. La que hace dibujos mientras escucha una conferencia. La que no soporta las aglomeraciones de gente. La que piensa que los insectos son seres que deberían desaparecer. La que lee cómics desde los siete años. La que va a la compra siempre con una lista de lo que necesita. La que no entró en la carrera que quería en la universidad y lo consiguió al año siguiente. La que va siempre depilada aunque sea invierno. La que le gusta improvisar. La que sigue cosiendo a pesar de las manos cansadas. La que nunca fue a una manifestación. La que lo primero que hace cada mañana es escuchar las noticias.

Todas ellas, saliendo de detrás de las esquinas, gritan:

Si nos tocan a una, nos tocan a todas.


Ver en línea : Más relatos aquí >>