OMAL

Café sin pastas

María González Reyes

Domingo 19 de marzo de 2017

Cuando escuchó los gritos de la muchedumbre la taza de café se le cayó sobre el suelo recién abrillantado. Justo en ese momento supo que ya ninguna mujer se agacharía a limpiar el café derramado.


Ver en línea : Más relatos aquí >>