Andrés

María González Reyes

Domingo 3 de febrero de 2019

Días sin hablar con nadie. Semanas sin hablar con nadie. Eso es para mi lo más duro de vivir en la calle. Estás solo. No hace falta que nadie te lo diga. Ya te crees que eres escoria, que vales menos que la basura en la que rebuscas. La gente pasa y siempre te retira la mirada. Cuando vives en la calle agradeces más un “Buenos días” que una moneda.

Vivir en la calle no es algo que planeas. Acabas allí. Yo también tuve un trabajo como tú.

Ver en línea : Más relatos aquí >>


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Twitter

Vimeo >>