Portada del sitio > Publicaciones > Piso 4° interior

Piso 4° interior

María González Reyes

Lunes 8 de octubre de 2018

Se conocían. De cruzarse en el portal. De compartir ascensor. De saludarse mientras abrían la puerta de sus casas.

4° interior derecha (él). 4° interior izquierda (ella).

La chica joven pensaba “molaría charlar con él un rato”. El hombre de cincuenta y pico pensaba “ojalá algún día no la vea con tanta prisa y pueda invitarla a hablar”.

No sucedió. Quizás hubiera podido ocurrir con el tiempo, pero él enfermó y murió sin que ella se enterase. Estaba de vacaciones.

Al volver vio un cartel en el portal que anunciaba el velatorio. No cogió el ascensor (siempre prefería las escaleras cuando notaba que la cabeza le iba muy rápido) y, al llegar al cuarto resoplando un poco por el cansancio, descubrió que alguien había dejado en su puerta una bolsa verde con un libro dentro.

“Intxaurrondo. La sombra del nogal”. Firmado por Ion Arretxe.

No le hizo falta bajar al buzón a comprobar el nombre. Ella supo al instante que el libro lo había escrito él.

Entró en su casa, tiró como solía hacer el bolso y la chaqueta en el suelo junto a la cama y se puso a leer. En el sofá naranja. No paró hasta que lo terminó. El libro contaba cómo fue detenido y torturado en el cuartel de Intxaurrondo, cuando era joven. Contaba un momento histórico, una época, unos hechos que no aparecen en las crónicas, que casi solo los conocen los que los sufrieron.

Él quería que ella conociera su historia. Quizás pensó que si depositaba parte de su memoria en ella no se olvidaría lo que ocurrió en Intxaurrondo.

Quizás por eso pidió desde el hospital que le diesen el libro a su vecina. A esa vecina con la que nunca habló más de las palabras recogidas en un saludo amable.

Ver en línea : Más relatos aquí >>


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Twitter

Vimeo >>