Portada del sitio > Publicaciones > Historias del barrio de Coia

Historias del barrio de Coia

Xulia

Domingo 30 de julio de 2017

Te paso estas historias, dice Diego, son del barrio.

Serafín

Habló poco. Sus últimos empleos siempre llegaron de la mano de los "chinos", casi siempre como repartidor en un restaurante. Se fue antes de acabar la reunión, enfadado. Los políticos no entienden el sufrimiento que llevan pegado a sus cuerpos la gente precaria, el sufrimiento derivado de sus políticas (anti)sociales. Le llamó al acabar la reunión, no conseguía hablar con Esther y necesitaba contactarla con urgencia, necesitaba que le enviase la reclamación del dinero que le debían en uno de los últimos curros.

En el barrio de Coia la precariedad significa problemas de convivencia dentro de los hogares, dormir en donde cuadre, no tener ingresos y, al final, volver a la heroína, el alcohol... desaparecer.

Abel

Me manda Juan un mensaje para que lo llame. Quiere pedir no sé qué ayuda y necesita asesoramiento.

Lo llamo y me cuenta que vive con sus abuelos. En la oficina de empleo lo tienen claro: no le conceden ninguna ayuda. Entonces acude a la "asistenta" para solicitar la RISGA o lo que sea. Como tus abuelos son pensionistas, le dicen, no te corresponde nada, ellos te pueden mantener.

Abel me cuenta que ha tenido problemas con la justicia y que acude a la Unidad de Asistencial de Drogodependencias del Concello. Lleva tiempo con problemas y está en tratamiento de salud mental. Quiere solicitar valoración de minusvalía. Me la conceden fijo, aunque el proceso es lento. Tiene claro que conseguir el certificado de minusvalía es la única forma de acceder a alguna ayuda.

Dolores

Le pregunto a un amigo de su hijo por ella -hace tiempo que no la veo- y me dice que se ha roto un hombro. Pasados unos días la llamo. Siempre de buen ánimo, la van a operar del hombro y que espera también operación de una pierna. Bromeamos sobre su mala salud.

Dolores me dice que su madre se está muriendo y que por la tarde cogerá el bus hasta el hospital para estar con ella. Me dice que mañana quedará con sus nietos. Le pregunto por Triana, una de sus hijas. Más o menos, empezó a limpiar de nuevo en el cuartel de la Guardia Civil y resiste como puede.

Me agradece la llamada y le digo que siga resistiendo.

Teresa

Otro mensaje: Me encontré con Teresa. Lo que sospechábamos... René otra vez fatal, le llevó un montón de cosas de casa.

Días atrás René, el hijo que vive con Teresa, me había enviado varios mensajes pidiendo cantidades pequeñas de dinero.

En los últimos años la salud de Teresa ha empeorado. Se ve, la vemos, con menos fuerzas. Mucho sufrimiento acumulado de la mano de la escasez, del alcohol, de la heroína, de las dificultades para salir adelante de sus hijos...

Ver en línea : Más relatos aquí >>


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Twitter

Vimeo >>

agenda

Del 23 de agosto 19:00 al 25 de agosto 17:30

IV Seminário Internacional de Direitos Humanos e Empresas HOMA

......