Portada del sitio > Medio millón de firmas contra el BBVA

Medio millón de firmas contra el BBVA

Fuente: La Marea

Jueves 2 de febrero de 2017

Una de las primeras órdenes ejecutivas del presidente de EEUU, Donald Trump, fue reactivar el proyecto de construcción de dos gigantescos oleoductos que atravesarán el país: Keystone XL y North Dakota Access Pipeline. El expresidente Obama había paralizado estas dos infraestructuras debido a su impacto en el medio ambiente, una de las cuestiones que menos parecen interesar al negacionista Trump.

El oleoducto Dakota Access (DAPL, por sus siglas en inglés) es un proyecto de 1.770 kilómetros de extensión, valorado en 3.800 millones de dólares de invresión, que tiene como objetivo transportar 500.000 barriles diarios de petróleo obtenido mediante fracturación hidráulica (fracking) desde los yacimientos petroleros de Bakken, en Dakota del Norte, pasando por Dakota del Sur y Iowa hasta Illinois, donde se conectaría con otro oleoducto para trasladar el petróleo al golfo de México. Los opositores al DAPL —entre ellos, la tribu sioux de Standing Rock junto a otros 280 colectivos, muchos de ellos indígenas— temen que una ruptura del oleoducto pueda contaminar el aire y envenenar el río Missouri, que abastece de agua potable a 17 millones de personas, según denuncian periodistas como Amy Goodman.

Una de las entidades que integran el consorcio que financian la construcción del DAPL es el BBVA, que este jueves ha recibido de manos de Ecologistas en Acción un manifiesto con más de 500.000 firmas para exigir a la entidad bancaria que se retire del proyecto. Además de BBVA, otros 16 bancos (entre ellos Citogroup, BNP Paribas, ING, Société Générale y Wells Fargo) participan en la financiación del polémico oleoducto que ha generado numerosas protestas en EEUU. Más de 500 organizaciones civiles enviaron hace pocos meses una carta a los máximos responsables de estas entidades exigiéndoles su retirada del consorcio, y llamando a los clientes a desinvertir en estos bancos en caso de que prosigan con el proyecto.

El North Dakota Access Pipeline no es la única infraestructura energética en el que está inmersa la entidad que preside Francisco González. Junto a Natixis y Scotiabank, BBVA financiará la inversión necesaria (6.522 millones de euros) para la puesta en marcha del Gasoducto Sur Peruano (GSP), el proyecto de energía más importante de América.

El banco, que ha ganado 3.475 millones de euros en 2016 —un 31,5% más que en el anterior ejercicio—, también financió los gasoductos Ramones Sur (México), el proyecto gasítico de Camisea (Perú) y otros oleoductos e infraestructuras similares como el OCP (Oleoducto de Crudo Pesado) en Ecuador, el Bicentenario en Colombia y el Gasyrg de Bolivia, según denuncia la asociación Ekologistak Martxan. También tiene inversiones en empresas de petróleo y gas, algunas de ellas del Ibex 35, como Repsol YPF, Iberdrola, Gas Natural, Endesa, REE y Enel, y en otras como Petrobras (Brasil), Ecopetrol (Ecuador) y Pemex (México).

Ver en línea : La Marea, 2 de febrero de 2017.


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Twitter

Vimeo >>

agenda

Del 23 de agosto 19:00 al 25 de agosto 17:30

IV Seminário Internacional de Direitos Humanos e Empresas HOMA

......