Portada del sitio > El empresario muy español y mucho evasor

Twitter

Vimeo >>

El empresario muy español y mucho evasor

Javier Gallego

Jueves 16 de junio de 2016

Dicen que son sólo casos aislados, pero hay que ver la cantidad de casos aislados de grandes empresarios españoles relacionados con la evasión fiscal, el blanqueo de capitales y otras variadas formas de robarnos a todos. Desde los papeles de Panamá a los papeles de la Castellana pasando por Mario Conde, Arturo Fernández o Díaz Ferrán, las manzanas podridas son tantas que no nos dejan ver la fruta fresca que aseguran que hay en el cesto. Dicen que no se puede generalizar pero demasiados casos aislados hacen una causa general.

Los últimos en incorporarse a esta lista de la infamia han sido los dueños de Pipas Facundo que regularizaron en la amnistía 10 millones de euros que tenían en cuentas en Suiza a un irrisorio 3%. Usted paga entre un 25% y un 40%, el que se pasa años robando a la Erario Público encima le regalan blanquearlo a precio de saldo. Robar sale barato al ladrón y caro al ciudadano.

Que se lo digan a Mario Conde, que saldrá en libertad bajo fianza de 300.000 euros aunque está acusado de blanquear unos 13 millones de euros procedentes del caso Banesto por el que ya estuvo en la cárcel. Además de indecente, reincidente. A lo mejor la fianza la paga con los 10 millones que le debe a Hacienda. A ti te embargan la cuenta cuando les debes 10 euros pero él ha sido durante años el mayor moroso de España y ahí seguía viviendo a todo trapo. Hacienda somos tontos y a Mario Conde te lo encuentras en la calle.

Además Conde es de los que iba dando lecciones sobre cómo salvar España. Porque ésa es otra, nos enseñan cómo tenemos que vivir peor mientras viven mejor a nuestra costa. Recordemos a Díaz Ferrán que decía que trabajásemos más y cobrásemos menos, mientras él pagaba menos y robaba más. También el presidente de Facundo y de la Cámara de Comercio de Palencia, dijo que “hemos vivido un 30% por encima de nuestras posibilidades”. No falla. Empresario que nos acusa de vivir por encima de nuestras posibilidades, empresario que ha vivido por encima de ellas.

Afirmaba este señor, mientras evadía impuestos, que los empresarios son nuestra única esperanza y que hemos perdido la cultura del esfuerzo. Es en la gran empresa donde la han sustituido por la cultura del pelotazo. Los papeles de Panamá y la Castellana no hacen sino poner algunos nombres al 72% de la evasión fiscal en España, unos 42.000 millones de euros, que corresponde a las grandes fortunas. No habríamos tenido que hacer recortes y pagaríamos nuestras deudas si no evadiesen. No habríamos tenido esta crisis si hubieran querido evitarlo. En efecto son nuestra única esperanza y la han defraudado.

No sólo no tenemos un modelo económico sino que quienes tienen que ser modelo económico de conducta y motor del desarrollo, le quitan la gasolina a nuestra economía y son ejemplo de insolidaridad y corrupción. Es difícil incentivar el pago de impuestos y la cooperación ciudadana cuando las grandes familias, las mayores empresas, los principales partidos y la banca, están evadiendo o ayudando a la evasión. Nos piden esfuerzos en nombre de la patria, pero el empresario muy español y mucho español se pasa España por el forro de su billetera.

No quieren que generalicemos pero ellos mismos tienen al frente de sus círculos, cámaras de comercio y patronales a empresarios acusados de corrupción. Si no les apartan, nos inducen a pensar en la culpabilidad o complicidad de la mayoría. Es un mal de la sociedad española, más denunciable en quienes tienen la obligación y responsabilidad de marcar el paso: la corrupción no se castiga lo suficiente, incluso se disculpa o se aplaude.

Mario Conde no escarmienta porque le ríen las gracias los que agitan la bandera. Hay una España que aspira a ser como él y otra que considera que los de arriba tienen derecho de pernada sobre lo de todos. La ley no actúa contra los corruptos con suficiente contundencia y la política les ampara. Hay votantes y empresarios que les eligen. No se les aparta ni se les repudia. Mientras sea así, seguiremos siendo un país muy corrupto con mucho corrupto.


Ver en línea : eldiario.es, 15 de junio de 2016.


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Noticias

Se presentó en Bilbao, ante numeroso público, el libro “Alternativas al poder corporativo”

Este jueves 1 de diciembre de 2016, en Bilbao tiene lugar la presentación del libro “Alternativas al poder corporativo. 20 propuestas políticas para una agenda en transición en disputa con las empresas transnacionales” de Gonzalo Fernández (...)

Fuente: Cubainformación | 2 de diciembre

Podemos y OMAL piden un Tribunal Internacional que persiga violaciones de derechos de las multinacionales, como las eléctricas

Podemos ha defendido este martes, junto al Observatorio de Multinacionales en América Latina, la creación de una legislación y un tribunal internacional que persiga las violaciones de Derechos Humanos que, según denuncian, perpetran las (...)

Fuente: Europa Press | 30 de noviembre

|

Actualidad

No me puedo imaginar

No me puedo imaginar cómo será tener que meter a tus hijos en la cama temprano, en cuanto oscurece, porque hace frío y no hay calefacción. No me puedo imaginar cómo será preparar unos macarrones y separarlos en dos platos iguales (uno por (...)

María González Reyes | 4 de diciembre

El poder corporativo en el centro de la crisis

Las empresas transnacionales han alcanzado hoy en día un papel protagónico en la sociedad global, participando de manera activa y con una posición de fuerza no solo en los principales espacios de toma de decisiones, sino incluso (...)

Gonzalo Fernández Ortiz de Zárate (Diagonal, 29 de noviembre de 2016) | 29 de noviembre

|