Ventanas

María González Reyes

Domingo 28 de febrero de 2016

No hace falta sentir el frío para saber que fuera hace un día helador. Se ve por la ventana, en la manera que tienen de moverse los árboles con el viento. Y en la postura que tenía ese hombre que pasó hace un rato caminando, envuelto en la bufanda y mirando hacia el suelo para tratar de que el aire no le diera directamente en la cara.

Pongo las dos manos alrededor de la taza de té sin beberla. Sólo para sentir el calor. Fue una buena idea girar el sillón que miraba a la tele hacia la ventana. A menudo pienso que es la mejor manera de enterarme de lo que sucede. Por la ventana veo cómo cambian las estaciones, por ejemplo. Veo cómo la primavera se adelanta y el invierno se acorta, a pesar de que haya días fríos como hoy. Veo a Roberto, el pastor, desesperado porque todo está cada vez más seco y no encuentra dónde llevar a las ovejas. Y veo las obras del tren de alta velocidad que están construyendo sobre las tierras de las huertas y que no tendrá parada en la aldea. Veo el árbol bajo el que yo jugaba cuando era pequeña, el mismo árbol bajo el que jugó mi abuela y mi madre. Veo los pájaros que migran y los que ya no, y las flores que salen en meses en los que antes había nieve. Veo, a lo lejos, la nube negra que sale del complejo petroquímico que pusieron en la llanura.

A menudo pienso que mirar por la ventana es la mejor manera de enterarme de lo que sucede.

Ver en línea : Más relatos aquí >>


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Twitter

Vimeo >>

agenda

Del 5 de mayo 18:00 al 6 de mayo 19:30

4º Encuentro: «Otra economía está en marcha»

......

Del 15 de mayo 09:00 al 2 de junio 23:30

Curso on-line: “Resistencias feministas al poder corporativo”

......