Portada del sitio > “Te vamos a poner en lista negra y te vas a morir de hambre”

Twitter

Vimeo >>

“Te vamos a poner en lista negra y te vas a morir de hambre”

Fuente: Revolución trespuntocero

Viernes 18 de diciembre de 2015

“Te vas a quedar sin trabajo”, “te vamos a poner en una lista negra y en ninguna maquila te van aceptar si tú contribuyes con alimentos víveres o cualquier otro tipo de ayuda para los trabajadores que se manifiestan”. Han sido algunas de las amenazas de los encargados de las maquiladoras hacia los trabajadores, que desde este año han comenzado poco a poco, un movimiento obrero por la lucha de sus derechos laborales, un acontecimiento que no se había visualizado en poco más de 20 años en Ciudad Juárez (México).

En aquel municipio del norte del país, uno de los más golpeados por la pobreza, la violencia y la ‘esclavitud’ moderna, a decir por la sociedad que radica en la región, existen poco más de 250 mil trabajadores que se han empleado en las maquiladoras, en su mayoría de origen extranjero, que han llegado a un país que mantiene sus puertas abiertas a las vejaciones que estas puedan mantener contra un pueblo necesitado de empleos, aunque estos sean en las peores condiciones.

En junio pasado gran parte de estos trabajadores se concentraron en contingentes, que desde las afueras de cada una de las empresas para las que laboran, emplazaron a huelgas y paros laborales, producto del sometimiento en el que se encuentran, con bajos salarios, nula protección a su integridad física y “salarios miserables”, ha decir por ellos.

“Con un grupo de 50 trabajadores que se levantaron en contra del trato que les daba la empresa Eaton, de capital irlandés, se dio inicio a un nuevo movimiento obrero, el primero de este siglo, en las maquiladoras de Ciudad Juárez. Su problema era grave, para ahorrar energía eléctrica la compañía determinó apagar los aires acondicionados que se encuentran en la zona laboral de cientos de personas, lo hicieron de una a cuatro de la tarde, que es el horario de tarifa alta de CFE.

Estos trabajadores se estaban deshidratando, con techos de lamina, además de padecer una terrible contaminación al interior, porque ahí producen transformadores eléctricos, que son bañados con un vinil y luego entran a unos grandes hornos, al salir el humo que producía el material a grandes temperaturas, era absorbido por los trabajadores, esto por grandes periodos de tiempo y sin protección alguna en rostro, cuerpo y pies”, explica la abogada Susana Prieto Terrazas, quien ha encabezado y dado acompañamiento a distintos movimientos de obreros pertenecientes a las maquilas de Ciudad Juárez.

La abogada explica que después de 20 años de no pronunciase, las afectaciones han sido distintas, principalmente la anulación del derecho de los trabajadores a organizarse para emplazar a huelga, el cual ha estado solapado por sindicatos relacionados con el PRI, ya sea CTM o CROC por mencionar algunos. “Se realiza una revisión del contrato colectivo de trabajo y estos sindicatos emplazan a huelga y piden mejoras para los trabajadores, pero las empresas hacen sumas y se dan cuenta que de acceder estarían gastando más de 10 millones de pesos, entonces prefieren darles 500 mil pesos a los líderes sindicales, para que sean ellos quienes calmen el movimiento”.

Lo anterior da como resultado que a los trabajadores solamente obtengan un aumento de cinco pesos, cuando ellos pagan esos mismos cinco pesos, pero semanalmente, al sindicato que no promueve mejoras laborales.

El anterior es el caso de Lear Corporation, que tiene poco más de 20 mil empleados, “esos trabajadores pagan más de lo que tienen al sindicato de la CTM, por ello iniciaron con un movimiento que diera como resultado la creación de sindicatos independientes, estos trabajadores a quienes represento, reclamaban mejores condiciones de trabajo y salarios, luego de 17 días de haberse manifestado en las afueras de la planta, bajo las inclemencias del tiempo, la empresa decidió pagarlas una liquidación, no hubo reinstalación, mientras tanto a los empleados que continuaron dentro, sin interrumpir sus actividades, fueron manipulados por psicólogos y especialistas en recursos humanos, que contrata la empresa para sembrar miedo y hostigamiento, advirtiéndoles que si se sumaban a los que se encontraban afuera, también perderían su empleo”, asegura Terrazas.

La abogada asegura que la frase constante es “si nosotros vemos que los ayudas te despediremos”, sin embargo, pese a la manipulación de adentro, “el dolor y sufrimiento de los trabajadores afuera, hizo que se formara una solidaridad en los que continuaban laborando en las maquilas, así es como se logró un aumento salarial”, declara la activista, además en cuanto al primer movimiento, logró que se colocaran extractores para que se llevaran el contaminante, que encendieran los aires acondicionados de una a cuatro de la tarde y que hubiera evaluaciones que derivaran en aumentos salariales.

Recientemente un grupo de 125 trabajadores creó un nuevo movimiento, que después de varios días padeciendo las inclemencias del frío y el hambre, obtuvieron un aumento salarial, pero además los bonos de puntualidad y asistencia, que eran de 25 pesos, llegaron a los 50 pesos, cuando hacía 10 años que no los elevaban. Aunque dichos beneficios solamente fueron para los trabajadores que no dejaron de laborar, ya que los 125 que lucharon por estos cambios fueron despedidos e indemnizados.

“Estos movimientos tienen su base en la desesperación por no poder sobrevivir, ni sostener dignamente a sus familias con los salarios que perciben y que vienen siendo el resultado desde la crisis del 2008, donde el salario de 85 pesos diarios solamente ascendió a 100 pesos. A la par de esto, en Ciudad Juárez las empresas quieren un trabajador ‘perfecto’, es decir alguien sin hijos, sin pareja, que no enferme, que no falte porque la muerte de un familiar, que no necesite ningún tipo de permiso, que esté robotizado, a las maquiladoras no le sirve la gente que tiene que llevar a sus hijos menores al seguro social, por eso si falta ya no es candidato a que le aumenten el salario, con una sola inasistencia al año pierde los derechos”, afirma Terrazas.

El más reciente caso es el de la empresa Lexmark, quien en estos momentos tiene a 65 trabajadores en paro; ahí dentro fabrican tóners de computadoras, pero no existe para ellos condiciones de seguridad, ya que estos empleados son quienes desarman los componentes de esos objetos, los cuales son dañinos para la salud, debido a los venenos que llevan dentro, mismos que explotan en los rostros y cuerpo de ellos, lo que hace que estén altamente propensos a desarrollar cáncer.

Los trabajadores nunca han sido provistos de un traje especial, ni mascarillas y guantes, tampoco zapatos de seguridad, al mismo tiempo inhalan estas sustancias constantemente, “es por ello que la planta se levanta y por qué le ofrecen un salario miserable, pero es el mismo tanto para los que ya llevan poco más de 10 años laborando ahí, como para los nuevos, lo cual consideran no es justo, porque se debe evaluar experiencia y antigüedad en la empresa.

Bajo estas circunstancias, sin duda en Ciudad Juárez, las maquiladoras son trincheras donde los trabajadores mueren de hambre y silencio, donde hay personas acalladas bajo la amenaza que si se organizan por un sindicato independiente o por la lucha de sus derechos serán despedidos y replegados. Porque se les impide luchar hasta por su derecho a descansar, es decir a tener vacaciones”, comenta Terrazas.

Eaton también ha sido una empresa que ha negado a sus trabajadores las vacaciones, octubre pasado fue la fecha en que les avisó que eran los empleados quienes les debían a la maquiladora tiempo de trabajo, por lo tantos sus días libres estaban suspendidos. La explicación fue sencilla, por cada día que faltó un trabajador (ya sea por enfermedad u otro impedimento), la maquila se lo contó como un día de vacaciones, esto desde 2010 a la fecha.

Estas son las luchas obreras de los trabajadores de las maquilas del norte. “Siempre los empresarios y sus encargados se burlan de los empleados q entran en paro y les dicen a ver quién se cansa primero, si ustedes que están en el frío o nosotros que estamos dentro, ustedes que están con hambre y a la intemperie, esto seguirá así de no lograrse la creación de un sindicato de trabajadores independiente, porque las empresas sí están organizadas para seguir jodiendo a los jodidos, el país entero debe darse cuenta que el Norte también está sufriendo”, señala la abogada.


Ver en línea : Revolución trespuntocero, 14 de noviembre de 2015.


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Noticias

Se presentó en Bilbao, ante numeroso público, el libro “Alternativas al poder corporativo”

Este jueves 1 de diciembre de 2016, en Bilbao tiene lugar la presentación del libro “Alternativas al poder corporativo. 20 propuestas políticas para una agenda en transición en disputa con las empresas transnacionales” de Gonzalo Fernández (...)

Fuente: Cubainformación | 2 de diciembre

Podemos y OMAL piden un Tribunal Internacional que persiga violaciones de derechos de las multinacionales, como las eléctricas

Podemos ha defendido este martes, junto al Observatorio de Multinacionales en América Latina, la creación de una legislación y un tribunal internacional que persiga las violaciones de Derechos Humanos que, según denuncian, perpetran las (...)

Fuente: Europa Press | 30 de noviembre

|

Actualidad

El poder corporativo en el centro de la crisis

Las empresas transnacionales han alcanzado hoy en día un papel protagónico en la sociedad global, participando de manera activa y con una posición de fuerza no solo en los principales espacios de toma de decisiones, sino incluso (...)

Gonzalo Fernández Ortiz de Zárate (Diagonal, 29 de noviembre de 2016) | 29 de noviembre

Palabras que nos sostienen

Esta mañana vi a una mujer que limpiaba la calle (esa parte pública por la que caminamos) metida dentro de su bata de trabajo. Limpiaba como sacada de otra época, asumiendo que el resplandor del suelo es tarea suya. Limpiaba el suelo de (...)

María González Reyes (La Marea, 28 de noviembre de 2016) | 28 de noviembre

|