Portada del sitio > La mitad de las compañías del Ibex 35 no pagan ni un euro por el impuesto de (...)

Twitter

Vimeo >>

La mitad de las compañías del Ibex 35 no pagan ni un euro por el impuesto de sociedades

Fuente: infoLibre

Sábado 17 de octubre de 2015

Sólo tres de ellas cerraron 2014 con pérdidas, el resto redujo su factura con la Hacienda pública gracias a la ingeniería fiscal. El alza del 38% en los beneficios disparó la retribución de sus ejecutivos y el dividendo a los accionistas, mientras el sueldo de las plantillas cayó un 1,4%.

Las compañías del Ibex 35 aumentaron un 37,8% sus beneficios en 2014. Ganaron 31.252,47 millones de euros, dejando atrás la crisis que les condujo a perder 7.400 millones en 2012. Pero esa bonanza no ha repercutido ni en sus trabajadores ni en la Hacienda pública: la mitad de ellas no pagaron ni un euro por el impuesto de sociedades. Quienes sí han notado el cambio de tendencia, y de forma generosa, han sido consejeros y ejecutivos, por un lado, y los accionistas, por otro.

El gasto medio en personal de las 35 principales empresas españolas se recortó en 2014 un 1,4% respecto al año anterior. Por el contrario, la remuneración media de sus primeros ejecutivos se ha disparado un 80%; la de los miembros del consejo de administración, un 43,6%, y la de sus directivos, un 14,3%. Así, de media, un presidente de una gran compañía del Ibex 35 cobra 158 veces el sueldo de uno de sus empleados. Un consejero ingresa 24 veces lo que un trabajador. Y los directivos multiplican por 28 la nómina de sus subordinados. La cuenta se ha hecho suponiendo un gasto por trabajador de 46.312 euros al año. Eso sí, sin olvidar que es una media. Porque en el Ibex las diferencia son cuantiosas: el mayor gasto medio por empleado es el de Bolsas y Mercados Españoles (BME), 92.406 euros anuales. Y los menores, los de Jazztel, sólo 14.560 euros, y los supermercados DIA, 15.269 euros. En Inditex, el gasto medio en personal –que incluye cotizaciones sociales– alcanza los 21.395 euros al año. Las cifras las ha elaborado CCOO a partir de la información que publica la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De esta forma, el informe del sindicato ha calculado la brecha salarial entre las retribuciones de los ejecutivos y consejeros del Ibex 35 y los salarios de sus plantillas. Da igual si se pone el foco sobre presidentes, consejeros o directivos. La mayor distancia entre cúpula y base se produce en Jazztel y Telefónica. También es en estas dos empresas donde más ha se ha ensanchado la diferencia el último año.

El aumento de beneficios tampoco ha repercutido en las arcas públicas. De hecho, la recaudación por el impuesto de sociedades no ha dejado de caer desde que comenzó la crisis. Pese al regreso a los números negros. Lo que las compañías del Ibex 35 pagan a Hacienda por sus ganancias se ha reducido en casi 12 puntos desde 2007, el año de mayor auge económico. Por el contrario, la recaudación por el IRPF que abonaron las empresas en los últimos siete años ha crecido cuatro puntos y un poco más, 4,58 puntos, los ingresos por el IVA. En 2014 las empresas españolas abonaron al fisco un 8,9% menos por el impuesto de sociedades que el año anterior. Por el IVA, sin embargo, pagaron un 9,2% más.

Telefónica y Gas Natural: beneficios y bases negativas

El año pasado, sólo cinco empresas del selectivo bursátil cerraron con números rojos: OHL, FCC. Indra, DIA y Sacyr registraron pérdidas antes de impuestos. Pero fueron un total de 17, el 50% del Ibex 35, las que no tributaron por el impuesto de sociedades, que grava los beneficios. “Bases imponibles negativas, regularización fiscal interanual, créditos fiscales con las administraciones tributarias de los países en los que actúan […] son algunas de las manifestaciones que muestran la gran capacidad de actuación estratégica de estas empresas para diferir, programar o, simplemente, eludir sus obligaciones fiscales”, concluye el informe de CCOO. Esas 17 empresas generaron bases imponibles negativas, aunque sólo tres de ellas –Sacyr, Indra y DIA– registraron pérdidas. Las otras 18 generaron bases imponibles positivas, pero disfrutaron de deducciones y desgravaciones de las que las compañías no informan y que redujeron su factura a Hacienda en una cuantía imposible de conocer. Ninguna de ellas, lamenta el informe del sindicato, publica cuál es su “tributación real a la Hacienda pública de España”.

Por ejemplo, Telefónica ganó en 2014 un total de 1.989 millones de euros. Pero en sus cuentas individuales –sólo las de la matriz o sociedad dominante– se apuntó a su favor unas diferencias permanentes –créditos fiscales, por ejemplo– de 5.472 millones, así como diferencias temporarias en su contra de 1.651 millones. Así que su base imponible resultó negativa en 1.832 millones de euros y, finalmente, se apuntó en su contabilidad un ingreso a su favor de 615 millones por el impuesto de sociedades. El ingreso fiscal de Gas Natural fue superior: 876 millones, de los cuales 794 corresponden a la revaluación de activos y pasivos diferidos de otros años, explica CCOO.

Si se consideran las cuentas consolidadas de las empresas –que incluyen las filiales en las que posean más del 75% del capital–, fue Caixabank la empresa que menos tributó por el impuesto de sociedades en 2014. Con unos beneficios antes de impuestos de 202,17 millones de euros, se apuntó unos ingresos fiscales a su favor de 619,92 millones; es decir, tributó a un tipo efectivo del -206,6%.

Reparto de dividendo pese a las pérdidas

Para hacerse una idea de la magnitud de estas cifras basta con compararlas con los dividendos pagados por las mismas compañías. En 2014 las empresas cotizadas repartieron 40.923 millones de euros entre sus accionistas, lo que supone un aumento del 85% respecto al año anterior. Es decir, por cada euro que las grandes compañías han pagado a sus accionistas han abonado sólo 44 céntimos a la Hacienda Pública en concepto de impuestos de sociedades.

Ni en 2014 ni en 2013 han retribuido a sus accionistas FCC, IAG, Jazztel y Sacyr. Acciona, Bankia, Gamesa y Mediaset no repartieron dividendo en 2013 pero sí en 2014, mientras que Indra no lo hizo en 2014. OHL retribuyó a sus accionistas con 64,9 millones de euros, pese a terminar el ejercicio con unas pérdidas de 213,7 millones. DIA repartió 115,1 millones, aunque cerró el ejercicio con unos números rojos de 391 millones de euros.


Ver en línea : InfoLibre, 13 de octubre de 2015.


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Noticias

Los delitos ambientales podrán ser juzgados como crímenes contra la humanidad

Los gobiernos o individuos responsables de delitos contra el medio ambiente, el acaparamiento de tierras o la explotación ilegal de los recursos naturales podrán ser, a partir de ahora, perseguidos y juzgados por la legislación (...)

Fuente: Público | 28 de septiembre

Chile investiga a la transnacional Endesa por supuestas donaciones a políticos

La fiscalía de Chile, a instancias de su par española, investiga a la empresa de electricidad Endesa por supuestas donaciones a políticos chilenos para campañas electorales a cambio de apoyar la instalación de una central hidroeléctrica. (...)

Fuente: La Información | 21 de septiembre

|

Actualidad

Boletín OMAL nº87

Monográfico de recursos sobre la actividad económica de las grandes multinacionales y la Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe ÍNDICE Recursos y datos económicos sobre las grandes multinacionales OMAL Recursos y datos (...)

Septiembre de 2016 | 28 de septiembre

Ecosocialismo y ecofeminismo para un otoño en resistencia

“El TTIP ha fracasado de facto”. La reciente afirmación del ministro de Economía alemán sobre las negociaciones del tratado comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea vino seguida de una declaración de presidente francés en la misma (...)

Júlia Martí y Erika González (La Marea, 25 de septiembre de 2016) | 26 de septiembre

|