Portada del sitio > México exhibe su poder automotriz en el tratado comercial del (...)

Twitter

Vimeo >>

México exhibe su poder automotriz en el tratado comercial del Pacífico

Fuente: El País

Domingo 11 de octubre de 2015

El sector del automóvil ha sido uno de los principales puntos de fricción durante los cinco años de negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, en sus iniciales inglesas), firmado esta semana en Atlanta, y que abre un abre un nuevo horizonte para los flujos comerciales entre las economías asiáticas y americanas. En la mesa se sentaban tres de las primeras potencias del motor: EE UU, Japón y México. Cada uno preocupado por preservar su cuota en el nuevo ecosistema libre de diques arancelarios. México, primer productor de América Latina y octavo del mundo, había mostrado en varias ocasiones su inquietud ante la afilada competencia asiática. Tras un duro tira y afloja, la industria mexicana está recibiendo con optimismo los términos del pacto.

El nudo gordiano ha sido la llamada regla de origen. Es decir, el porcentaje de componentes de un coche –asientos, tableros, circuitos eléctricos, etc– que han de proceder de países que integren el TPP para beneficiarse del paraíso arancelario. EE UU, el gran muñidor de un pactoque aglutina a 12 países –el 40% del PIB mundial– y que aspira a disputar la hegemonía asiática de China, concedió en junio una bula al sector nipón: la regla de origen quedaba fijada en el 30%. Japón se anotaba un tanto para sus fabricantes ya que gran parte de sus componentes provienen de vecinos como China o Tailandia, países que no forman parte del TPP.

El acuerdo de junio se encontró sin embargo con la negativa de México, que no estaba dispuesto a rebajar tanto el límite del 60% marcado por el tratado de libre comercio (ALCA, en sus siglas en inglés) firmado hace 20 años con EE UU. Tras un áspero forcejo entre las delegaciones japonesa y mexicana, la cuota final es del 45%. «Nos sentimos cómodos con este porcentaje,» señala Eduardo Sánchez Solís, presidente ejecutivo AMIA, la patronal de la industria automotriz mexicana. «El 45% nos protegerá de importaciones de países de bajo costo, sin inversión y con materias primas de países de fuera de la región», apunta por su parte el Oscar Albin, presidente ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Su condición de vecino de EE UU y el ensanchamiento de las rutas para los movimientos de capital y servicios que propició el ALCA tiene mucho que ver en el brillo de México para la industria del motor. La ventaja logística y los bajos costes laborales han sido un imán para la implantación de las grandes firmas en México: General Motors Ford, Chrysler, Volkswagen, Nissan, Toyota, BMW, Volvo o Mercedes-Benz. Desde la firma del tratado liberalizador con EE UU la producción de coches ha pasado de un millón a tres millones, según cifras de la AMIA.

«Este nuevo tratado es una evolución del ALCA, que avanza en la integración de las cadenas productivas. Además, es una gran noticia para el sector de la exportación dado el entorno de volatilidad de precios y con el peso mexicano a niveles bajos», apunta Ana Lilia Moreno, economista investigadora del centro de estudios CIDAC.

México es la cuarta potencia exportadora del mundo del motor y la primera con destino a EE UU, superando recientemente a Japón. Casi el 80% de los más de tres millones coches que se producen en México acaban al otro lado de la frontera. «Debemos cuestionarnos si EE UU será capaz de absorber nuestra oferta. Tener acceso a nuevos mercados como Australia, Nueva Zelanda, Malasia o Singapur nos dará la oportunidad de diversificar nuestros clientes en un mercado altamente competitivo», añade Albin.

El aterrizaje durante estos años de las principales casas motoras en el país ha servido para fortalecer a su vez la industria de las autopartes –fabricantes de componentes – que nutren a las grandes armadoras. Este sector paralelo cerró el año pasado con un volumen de negocio 81.500 millones de dólares, récord histórico, según cifras de la patronal. Las previsiones son que en cinco años el volumen engorde aún más hasta convertiste en el quinto productor del mundo, superando incluso la Corea del Sur.


Ver en línea : El Pais, 8 de octubre de 2015.


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Noticias

Se presentó en Bilbao, ante numeroso público, el libro “Alternativas al poder corporativo”

Este jueves 1 de diciembre de 2016, en Bilbao tiene lugar la presentación del libro “Alternativas al poder corporativo. 20 propuestas políticas para una agenda en transición en disputa con las empresas transnacionales” de Gonzalo Fernández (...)

Fuente: Cubainformación | 2 de diciembre

Podemos y OMAL piden un Tribunal Internacional que persiga violaciones de derechos de las multinacionales, como las eléctricas

Podemos ha defendido este martes, junto al Observatorio de Multinacionales en América Latina, la creación de una legislación y un tribunal internacional que persiga las violaciones de Derechos Humanos que, según denuncian, perpetran las (...)

Fuente: Europa Press | 30 de noviembre

|

Actualidad

No me puedo imaginar

No me puedo imaginar cómo será tener que meter a tus hijos en la cama temprano, en cuanto oscurece, porque hace frío y no hay calefacción. No me puedo imaginar cómo será preparar unos macarrones y separarlos en dos platos iguales (uno por (...)

María González Reyes | 4 de diciembre

El poder corporativo en el centro de la crisis

Las empresas transnacionales han alcanzado hoy en día un papel protagónico en la sociedad global, participando de manera activa y con una posición de fuerza no solo en los principales espacios de toma de decisiones, sino incluso (...)

Gonzalo Fernández Ortiz de Zárate (Diagonal, 29 de noviembre de 2016) | 29 de noviembre

|