Ejecutivo

María González Reyes

Sábado 29 de agosto de 2015

Sonaba la suite nº 1 de Bach para violonchelo y sobre la mesa estaban los dos vasos con marcas de vino de la noche anterior, ahora ya seco, en el fondo.

No sabía qué hacer. Ordenar la casa. Limpiar los restos.

Salió a la calle con la sensación de necesitar que todo se precipitase y sintió cómo se diluía entre la gente que paseaba bajo el sol.

Y así siguió, caminando por la ciudad, hasta estar segura de que él habría vuelto a la casa. Después del viaje de trabajo de dos días. Una noche. Otro viaje. El trabajo. Siempre más trabajo. Distancia. Casi nada de qué hablar.

Los dos vasos sobre la mesa.

Ver en línea : Más relatos aquí >>


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Twitter

Vimeo >>