Portada del sitio > Publicaciones > Artículos > El nuevo derecho corporativo global

El nuevo derecho corporativo global

Juan Hernández Zubizarreta (State of Power 2015, Transnational Institute)

Domingo 12 de abril de 2015

Las transnacionales han sustituido el Estado de derecho por un derecho corporativo global, usando multitud de normas, convenios y acuerdos para garantizar su derecho al lucro por encima de los derechos humanos.

La crisis económica mundial que se desencadenó en el año 2009 fue significativa no solo por las cuestiones que planteó con respecto al poder de las grandes finanzas, sino también por la atención que atrajo sobre otras crisis a las que se enfrenta nuestro planeta; entre otras, alimentaria, ecológica y de los sistemas de bienestar social. A lo que se ha prestado menos atención es a los sistemas jurídicos nacionales e internacionales que apuntalan estas crisis y la forma en que la legislación se ha sesgado en favor del capital y de las empresas transnacionales.

La reinterpretación jurídica a favor del capital y de las empresas transnacionales, y la asimetría normativa que provoca frente los derechos de las mayorías desprotegidas, están desplazando al Estado de derecho, a la separación de poderes y a la propia esencia de la democracia. Hoy más que nunca en la Historia, el Derecho se está utilizando para beneficiar a las élites económicas y políticas. En el ámbito internacional, esto les permite actuar sin contrapesos normativos y con un alto grado de impunidad.

Un ejemplo reciente es el caso de la petrolera transnacional Chevron, que condicionó la firma del acuerdo de inversión con YPF en el yacimiento de Vaca Muerta en Argentina a las reformas de leyes federales y provinciales. Las propuestas de Chevron se recogieron en una serie documentos “estrictamente confidenciales”, que se centraron en los topes máximos a los impuestos que podrían cobrarle las provincias, en el tiempo y las características de las concesiones y en la estabilidad tributaria para la petrolera y sus subsidiarias. Las nuevas propuestas a favor de la petrolera terminaron en la Ley 27.007 de Hidrocarburos, que el Congreso argentino aprobó el 30 de octubre de 2013 para “promover inversiones para la explotación”.

Este es un ejemplo muy claro de cómo las empresas transnacionales intervienen en las normas concebidas para regularlas, lo cual está llevando a una crisis profunda de las instituciones democráticas y de la soberanía popular, a la quiebra de la separación de poderes y del imperio de la ley, y a la contractualización de las normas jurídicas y de las relaciones económicas. Por último, también subordina los derechos de las mayorías sociales mediante la privatización de las normas y las instituciones jurídicas. Las empresas transnacionales aprueban “de facto” las normas jurídicas, y los Estados, en este caso el argentino, se dedican a sostener la lógica mercantil y el lucro ilimitado para ellas.


- Este ensayo (16 pág.) forma parte del informe Estado del poder 2015.


Descargar:

Ver en línea : State of Power 2015, Transnational Institute.


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Twitter

Vimeo >>