Portada del sitio > El proyecto minero Tía María en Perú se convierte en un polvorín

El proyecto minero Tía María en Perú se convierte en un polvorín

Fuente: La Vanguardia

Sábado 23 de mayo de 2015

Las protestas contra el proyecto minero Tía María, de la empresa mexicana Southern Copper, que ya han dejado tres muertos, amenazan la ejecución de este millonario plan y golpean la imagen del Gobierno peruano ante la escalada del conflicto.

Tres años después de las movilizaciones que paralizaron el proyecto Conga en Cajamarca, el nuevo conflicto estalló en la provincia de Islay, Arequipa, donde un importante sector de la población, que vive de la agricultura y la ganadería, se opone a este proyecto para extraer cobre por considerar que perjudicará al medio ambiente. Los opositores a Tía María afirman que la futura mina de cobre contaminará con polvo ácido sus campos de cultivo y el agua del río Tambo, a pesar de que la empresa ha aclarado que usará agua de mar desalinizada en sus operaciones.

La decisión del presidente peruano, Ollanta Humala, de autorizar el pasado fin de semana la intervención de las Fuerzas Armadas en la provincia de Islay no ha frenado las protestas ni el paro indefinido que esta semana superó los 50 días. Humala, que evaluaba declarar el estado de emergencia, finalmente decidió la intervención de las Fuerzas Armadas después de los altercados violentos ocurridos la semana pasada en la ciudad de Mollendo, donde cuatro policías fueron heridos, dos de ellos de gravedad, de los que uno falleció en la madrugada del sábado, lo que elevó a tres las víctimas mortales del conflicto.

La oposición ha criticado la actuación del Gobierno peruano en este conflicto que ya ha dejado más de 200 heridos.

Fue durante el Gobierno de Alan García cuando se anunció el proyecto de Tía María y se originaron las primeras protestas que dejaron 3 muertos y 44 heridos en 2011. El proyecto estuvo paralizado durante dos años y sólo a inicios de este año el Gobierno peruano entregó los permisos de construcción después de que Southern hiciera un nuevo Estudio de Impacto Ambiental (EIA), aprobado en agosto de 2014, que solucionó las observaciones que se hicieron al primer estudio.

Aunque un portavoz oficial de la minera en Perú informó el pasado 27 de marzo la cancelación del proyecto alegando que existía un "terrorismo antiminero" en esa zona, horas después la empresa anunció que seguirá desarrollando el proyecto. La actuación de la empresa también ha recibido críticas y el Gobierno anunció la suspensión de las conversaciones con la minera hasta que aclare su responsabilidad en el presunto ofrecimiento de dinero a dirigentes comunales a cambio de poner fin a las protestas.

Ver en línea : La Vanguardia, 13 de mayo de 2015.


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Twitter

Vimeo >>

agenda

Del 5 de mayo 18:00 al 6 de mayo 19:30

4º Encuentro: «Otra economía está en marcha»

......

Del 15 de mayo 09:00 al 2 de junio 23:30

Curso on-line: “Resistencias feministas al poder corporativo”

......