Portada del sitio > La huelga indefinida de los falsos autónomos de Telefónica supera el (...)

La huelga indefinida de los falsos autónomos de Telefónica supera el mes

Fuente: Diagonal

Miércoles 6 de mayo de 2015

El 28 de marzo, un grupo de “falsos autónomos” que trabaja en exclusiva para Teléfonica-Movistar en Madrid dijo "basta". El desencadenante fue un nuevo contrato que rebajaba una vez más sus condiciones laborales. Decidieron ir a la huelga indefinida. El 7 de abril, la huelga llegaba a Barcelona. Un mes después después la medida de presión continúa.

Para J.M., un trabajador subcontratado de Telefónica, describía la huelga como “histórica” en una crónica personal: “Histórica porque nunca se había producido en este sector una huelga de tal dimensión, donde se veían afectadas tantas empresas”. La “rebelión de las escaleras” se le llamó, por las características herramientas que algunos de estos trabajadores utilizan para sus reparaciones telefónica. La marea azul se llamó también, por el color corporativo de la multinacional española.

Telefónica ha pasado de tener diez millones de clientes en los años 80, a tener más de 300 millones en la actualidad. Sin embargo, el crecimiento ha sido inverso en el número de trabajadores: la que fuera una de las “joyas de la corona” tiene actualmente 50.000 trabajadores menos que en los años 90. Unos empleos que han sido reemplazados por falsos autónomos, “trabajadores de Telefónica-Movistar que trabajan en las contratas directas, subcontratas de las contratas y los autónomos que trabajan para las subcontratas de las contratas”, unos empleados que sufren, según J.M., continuos “recortes en sus salarios, en sus derechos y en su libertad de expresión”.

Se rompe la maldición

Entre las ventajas para Telefónica de contar con 15.000 trabajadores que “reciben órdenes cada día como si fueran trabajadores asalariados de plantilla, pero pagándose ellos sus gastos en ropa, gasolina, vehículos, herramientas”, figuran las dificultades para articular demandas conjuntas frente a las precarias condiciones laborales. Unas condiciones laborales que se renegocian, convenio tras convenio, a la baja. Estos contratos, denuncia J.M., llevan a “no tener derechos y a trabajar entre 10 y 12 horas diarias de lunes a domingo por un salario en muchos casos de 600 u 800 euros brutos al mes”. En este caso, la dispersión de las empresas contratadas, subcontratadas y el aislamiento de los "falsos autónomos" no fue un impedimento para organizar una medida de fuerza conjunta para reclamar derechos laborales.

La huelga, impulsada por AST, un sindicato minoritario, ha sido secundada por CGT y Co.Bas. Posteriormente CC OO y UGT han anunciado paros de 48 horas a la semana. Este trabajador subcontratado de Telefónica critica la postura de los grandes sindicatos, que “están poniendo palos en las ruedas para que esta marea azul se deshinche y no consiga sus objetivos”. Si quieren hacer algo por los trabajadores en huelga, dice J.M., “que dejen de dilatar la lucha y convoquen una huelga indefinida y nos dejen entrar en la mesa de negociación que tienen abierta y donde no hay ni un solo trabajador del sector para poder explicar nuestra situación”.


Cajas de resistencia

Los comités de huelga están recibiendo miles de donaciones para poder prolongar la huelga y conseguir sus principales reivindicaciones, entre ellas la derogación del actual Contrato Mercantil entre Telefónica y sus contratas, la equiparación de derechos laborales a los trabajadores de Telefónica y la contratación de los "falsos autónomos" como parte de la plantilla.

Ver en línea : Diagonal, 4 de mayo de 2015.


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Twitter

Vimeo >>

agenda

Jueves 30 de noviembre 18:30-21:00

Curso: «Desmontando el poder corporativo»

......

Jueves 14 de diciembre 18:30-21:00

Curso: «Desmontando el poder corporativo»

......