Portada del sitio > Sala de prensa > Notas de prensa > Captura corporativa de la Cumbre del Clima de Ban Ki-Moon

Twitter

Vimeo >>

Captura corporativa de la Cumbre del Clima de Ban Ki-Moon

335 organizaciones

Miércoles 24 de septiembre de 2014

Movimientos Sociales representando a más de 200 millones de personas en todo el mundo denuncian la captura corporativa de la Cumbre del Clima de Ban Ki-Moon.

Movimientos sociales como La Vía Campesina, Oilwatch Internacional, Migrants Rights International, la Coalición Mundial por los Bosques, la Red Ambiental Indígena, Grassroots Global Justice Alliance, ATTAC Francia y más de 330 organizaciones, que representa a más de 200 millones de personas en todo el mundo, incluyendo campesinos y pequeños agricultores, pueblos indígenas, migrantes, trabajadores, mujeres, personas de diferentes culturas, activistas por la justicia ambiental y climática y guerreros del agua, han denunciado públicamente la captura por parte de las transnacionales de la próxima Cumbre del Clima de Ban Ki-Moon. En una declaración conjunta publicada el 16 de septiembre llaman a un cambio sistémico en lugar de promesas voluntarias de reducción de gases de efecto invernadero y nuevos mercados de carbono e iniciativas de privatización que actualmente figuran en la agenda de la Cumbre como REDD, la Agricultura Climática Inteligente y la mal llamada iniciativa de “Energía Sostenible para Todos”.

La declaración propone 10 acciones concretas para evitar el caos climático entre las que destacan compromisos vinculantes inmediatos de los Estados para mantener el aumento de la temperatura a no más de 1.5º centígrados. Los movimientos sociales advierten contra las “falsas soluciones” y las medidas extremadamente peligrosas que las grandes corporaciones invitadas por el Secretario General de la ONU Ban Ki-Moon están promoviendo.

“Las negociaciones sobre el cambio climático están siendo dominadas por Estados irresponsables y contaminadores y por corporaciones que sólo se preocupan por preservar sus ganancias a través de la explotación de combustibles fósiles, nuevos mercados de carbono y otras falsas soluciones como la bioenergía industrial que destruye bosques, suelos, humedales, ríos, manglares y océanos”, dice Genevieve Azam, portavoz de ATTAC Francia.

Carlos Marentes, Director de Trabajadores Agrícolas Fronterizos y miembro de La Vía Campesina Internacional, añade: “la Cumbre del Clima de Nueva York de Ban Ki-Moon ha estado rodeada de mucha propaganda pero en realidad no busca reales cambios sistémicos. En su lugar, propone varias de las falsas soluciones de la economía verde, incluyendo peligrosas medidas tecnológicas y soluciones basadas en el mercado que harán más daño que bien. Esta Cumbre no reconoce que el cambio climático es el resultado de un sistema económico injusto que persigue convertir todo en una mercancía buscando el crecimiento sin fin, concentrando la riqueza en pocas manos y sobreexplotando la naturaleza hasta el punto del colapso”.

Los movimientos sociales firmantes destacan que para poder detener el cambio climático es necesario poner fin al régimen de libre comercio neoliberal que promueve un crecimiento sin fin de las ganancias para las empresas transnacionales. Ellos llaman a detener las negociaciones de libre comercio y del régimen de inversiones corporativo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), el Acuerdo Transpacífico de Asociación (TPP), el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión de Asociación (TTIP) y otros acuerdos bilaterales, regionales y plurilaterales que buscan mercantilizar todos los aspectos de la vida y la naturaleza. Nnimmo Bassey de la Fundación Salud para nuestra Madre Tierra (HOMEF) de Nigeria señala que “estos acuerdos de comercio socavan las fuentes de trabajo nacionales, destruyen la naturaleza, y reducen sustancialmente la capacidad de las naciones para definir sus propias prioridades económicas, sociales y ambientales.”

La Cumbre de Nueva York se dice que es un hito clave en el camino hacia la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático Nº 21 en París, 2015. Sin embargo, los movimientos sociales que suscriben la declaración señalan que esto requiere firmes compromisos jurídicamente vinculantes de reducción gases de efecto invernadero que estén de acuerdo con la ciencia, algo que no se está demandando en la Cumbre de Nueva York. “Por supuesto, necesitamos acciones reales y concretas. Pero no cualquier tipo de acción. No queremos más promesas voluntarias y vacías. No habrá vuelta atrás del caos climático si no hacemos nada en esta década y sino confrontamos a nuestros gobiernos que están capturados por corporaciones contaminadoras. Para nosotros es crucial fortalecer nuestras luchas concretas en todos los terrenos y centrar nuestras energías en cambiar el sistema capitalista” concluye Cindy Wiesner de Grassroots Global Justice Alliance.

- Declaración y lista completa de organizaciones firmantes aquí>>


Ver en línea : Climate Space, 17 de septiembre de 2014.


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Noticias

Chile investiga a la transnacional Endesa por supuestas donaciones a políticos

La fiscalía de Chile, a instancias de su par española, investiga a la empresa de electricidad Endesa por supuestas donaciones a políticos chilenos para campañas electorales a cambio de apoyar la instalación de una central hidroeléctrica. (...)

Fuente: La Información | 21 de septiembre

Wal-Mart, el decimoprimer "país" más rico del mundo

Los ingresos de las diez compañías multinacionales más ricas superaron en 2015 a la suma total de lo que ganaron 180 países. De las 100 entidades económicas más poderosas en el planeta actualmente, 69 son empresas y 31 países. La influencia (...)

Fuente: Diagonal | 15 de septiembre

|

Actualidad

Ecosocialismo y ecofeminismo para un otoño en resistencia

“El TTIP ha fracasado de facto”. La reciente afirmación del ministro de Economía alemán sobre las negociaciones del tratado comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea vino seguida de una declaración de presidente francés en la misma (...)

Júlia Martí y Erika González (La Marea, 25 de septiembre de 2016) | 26 de septiembre

Colegio refugio

El colegio ahora es una casa. No es exactamente un hogar, es más bien un refugio. Ya no hay timbre y cambiaron las clases de historia y biología por las de idiomas: alemán, inglés, griego. En diferentes días y horas para personas adultas y (...)

María González Reyes | 25 de septiembre

|