Portada del sitio > Emilio Botín: Diez apuntes críticos

Twitter

Vimeo >>

Emilio Botín: Diez apuntes críticos

Marc Font

Lunes 15 de septiembre de 2014

Lejos de la imagen deificada que se ha querido vender, el banquero ha sido protagonista de una trayectoria controvertida.

La desaparición del presidente del Banco Santander, la principal entidad financiera del Estado español y una de las más grandes de Europa, ha provocado una avalancha de reacciones entre la clase dirigente, que básicamente se ha deshecho en elogios. Bisnieto, nieto, hijo, hermano y padre de banqueros, su trayectoria no ha sido ni mucho menos impoluta y ha acumulado escándalos y puntos oscuros. Repasamos algunos de ellos:

1. Enorme influencia política

Con independencia de que gobernara la UCD, el PSOE o el PP, las relaciones de Emilio Botín y el Banco Santander con la Moncloa han sido siempre muy, muy fluidas. Claro defensor (e impulsor) de las reformas financieras del gobierno de Zapatero, el consejo de administración de la entidad ha sido un tradicional refugio de antiguos altos cargos políticos de las principales instituciones del Estado. Las famosas puertas giratorias. Además, el Santander también ha sido un acreedor habitual de los grandes partidos y, sin ir más lejos, en 2006 perdonó una deuda de 12 millones de euros en el PSOE tras 19 años de impago. Una buena acción para garantizarse (aún más) influencia y, en cierto modo, impunidad.

2. Doctrina judicial a la carta para protegerlo

Poco después de que Botín relevara su padre al frente del banco, la entidad sacó al mercado las llamadas cesiones de crédito, un producto financiero con el que captó unos 2.400 millones de euros hasta 1991 A raíz de una denuncia de la acusación popular, el banquero y tres directivos del Santander fueron imputados por fraude fiscal y falsedad documental, con los que habrían causado un perjuicio fiscal de 84 millones. En noviembre de 1996, el entonces ya casi omnipotente banquero se sentó en el banquillo por el planteamiento de las cuestiones previas del juicio. Ya no pasaría de ahí. La Audiencia Nacional hizo caso de la defensa y detuvo el proceso con el argumento de que la acusación popular no podía salir adelante si no contaba también con el apoyo de la Fiscalía o la acusación particular. En 2007, el Tribunal Supremo tumbaba el recurso de la Asociación para la Defensa de los Inversores y daba luz verde a la llamada doctrina Botín. En resumen, se cambió la doctrina judicial existente hasta entonces para proteger el banquero.

3. Fraude millonario a Hacienda

En 2010, la célebre lista Falciani sirvió para descubrir que la familia Botín acumulaba cuentas multimillonarias en Suiza, en el banco HSBC. Una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción supuso el inicio de una investigación contra la familia del banquero por fraude, pero el pago de 200 millones de euros a Hacienda permitió regularizar el patrimonio oculto y cerrar el proceso judicial. El archivo del proceso provocó quejas de los técnicos de Hacienda, que denunciaron un trato de favor a la familia Botín. La estirpe cántabra nunca reveló la cantidad de la fortuna depositada en Suiza, pero algunas estimaciones la sitúan por encima de los 2.000 millones de euros. Como en la mayoría de puntos oscuros en la trayectoria de Botín, los grandes medios trataron el banquero con guante de seda y uno de los mejores reportajes sobre la fortuna oculta del hasta hoy factótum del Santander se publicó en el New York Times .

4. Amante de los paraísos fiscales

El Banco Santander acumula año tras año beneficios astronómicos y, en parte, lo consigue gracias a la ingeniería financiera –legal– de operar desde algunos de los principales paraísos fiscales del mundo. Según la última edición del Observatorio de la Responsabilidad Social Corporativa, la entidad contaba en 2012 con 79 filiales ubicadas en paraísos fiscales, siete más que un año atrás. Básicamente las concentra en Delaware (Estados Unidos), las Bahamas, Irlanda y Puerto Rico. Operar desde paraísos fiscales permite, legalmente, reducir al mínimo la factura fiscal de una empresa y, por tanto, contribuye a debilitar las arcas públicas de las administraciones, tal como expliqué aquí.

5. Rebajar al mínimo la factura en impuestos

Aparte de las filiales en paraísos fiscales, el primer banco de España también aprovecha las numerosas exenciones y deducciones fiscales y exprime al máximo las legislaciones internacionales para minimizar la factura impositiva. Según recoge el informe de Oxfam Intermón Tanto tienes, tanto pagas, la memoria anual del Santander reconocía que en 2008 había obtenido unos beneficios globales de 11.200 millones de euros, pero sólo había pagado 57 en concepto de impuesto de sociedades. El gravamen real fue, por tanto, del 0,5%, lejos del 30% nominal que, supuestamente, deben pagar las grandes empresas en España. Los últimos cambios normativos también favorecen una menor carga tributaria a compañías como el Santander. Se beneficia de una fiscalidad cada vez más regresiva.

6. El 1%: sueldos de escándalo y el indulto de la mano derecha

Emilio Botín ha sido uno de los grandes exponentes estatales del 1% y claro beneficiario de las crecientes desigualdades que el capitalismo neoliberal acentúa. En 2012, la revista Forbes le atribuyó una fortuna de 850 millones de euros. El año pasado se embolsó cerca de tres millones por su labor como máximo representante del Santander. Ahora bien, durante años no fue el banquero mejor pagado de España, esta posición correspondía a Alfredo Sáez, quien fue su mano derecha. Sáez, que en 2011 se benefició de un polémico indulto del gobierno de Zapatero tras ser condenado por un delito de acusación falsa, cobró de la entidad 12,7 millones en 2011 y 8,2 en 2012 El consejero delegado del Santander jubilarse en 2013, con una pensión extraordinaria de 99 millones. El 1% del 1%, con una enorme influencia en las decisiones políticas.

7. Trato amable de la gran prensa

El trato amable, por decirlo finamente, los principales grupos mediáticos hacia el Banco Santander está vinculado al enorme poder e influencia de una entidad que, según datos del estudio anual de InfoAdex, gastó más de 35 millones en publicidad en medios del Estado en 2012. Además, la revista Cafè amb Llet explicitó recientemente que personas vinculadas al grupo financiero ocupan cargos en los consejos de administración de los grupos Zeta y Prisa. Además, prácticamente todos los conglomerados de medios tienen unos enormes pasivos bancarios y, como no podía ser de otra manera, el Santander es uno de los acreedores habituales.

8. Escándalos con la crisis

Aunque se vende como modélica, la gestión de Botín en el Santander también ha tenido chapuzas. En febrero de este año, el BOE dio a conocer las dos sanciones que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) puso a la entidad por valor de casi 17 millones. El motivo es que el banco incumplió la ley del Mercado de Valores al vender unos bonos convertibles a ahorradores que no tenían el perfil indicado –no tenían los conocimientos financieros necesarios– y no informar posteriormente de la evolución del riesgo del producto. En total, 129.000 clientes que se vieron enganchados por la estafa tuvieron que asumir pérdidas de más del 50% del capital aportado.

9. Financiación de armas

Entre los muchos sectores con los que hace negocio el Banco Santander, está la industria armamentística. La entidad que hasta hoy presidía Emilio Botín ha financiado numerosas empresas de armamento españolas e internacionales, ya sea mediante créditos, con fondos de inversión, con la participación en el accionariado de las compañías o financiando las exportaciones. En total, en los últimos años la aportación a la industria de la guerra supera con creces los 1.000 millones de euros, como ha denunciado la campaña Banco Santander sin armas. Además, la entidad ha aportado unos 750 millones a compañías vinculadas a las bombas nucleares.

10. Protagonista de desahucios

Muy en la línea del filantrocapitalismo, el Santander regido por Botín se ha caracterizado por un amplio gasto cultural, deportivo y, sobre todo, educativo –como explica el compañero Joao Francia–, pero esto no ha significado, ni de lejos, que haya tenido en cuenta las necesidades de los ciudadanos atrapados por la crisis. Según datos de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), el Santander es la cuarta entidad del Estado que más desahucios y ejecuciones hipotecarias ha llevado a cabo. La plataforma también asesoró afectados de Catalunya, Madrid y Murcia en la presentación de una denuncia contra el banquero y su hija por un supuesto delito de estafa debido a la comercialización de productos financieros tóxicos, como las hipotecas basura.


Este texto ha sido publicado originariamente por La Directa y puede consultarse aquí.


Ver en línea : Diagonal, 11 de septiembre de 2014.


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Noticias

Las grandes eléctricas cortaron la luz a 653.772 hogares y tuvieron 5.010 millones de beneficio en 2015

El caso de la anciana que falleció tras el incendio provocado por una de las velas que utilizaba para alumbrarse tras quedarse sin suministro ha reabierto el debate sobre la pobreza energética. 83.429 personas estuvieron durante más de (...)

Fuente: infoLibre | 9 de diciembre

Los Verdes acusan a Inditex de eludir al menos 585 millones en impuestos

El gigante del textil habría utilizado filiales en Holanda, Suiza e Irlanda para minimizar su factura fiscal. El grupo de Amancio Ortega asegura que cumple escrupulosamente con la normativa fiscal de los 93 mercados en los que está (...)

Fuente: El Periódico | 9 de diciembre

|

Actualidad

No me puedo imaginar

No me puedo imaginar cómo será tener que meter a tus hijos en la cama temprano, en cuanto oscurece, porque hace frío y no hay calefacción. No me puedo imaginar cómo será preparar unos macarrones y separarlos en dos platos iguales (uno por (...)

María González Reyes | 4 de diciembre

El poder corporativo en el centro de la crisis

Las empresas transnacionales han alcanzado hoy en día un papel protagónico en la sociedad global, participando de manera activa y con una posición de fuerza no solo en los principales espacios de toma de decisiones, sino incluso (...)

Gonzalo Fernández Ortiz de Zárate (Diagonal, 29 de noviembre de 2016) | 29 de noviembre

|