Portada del sitio > Publicaciones > Informes > Informe OMAL nº 11: "Las mujeres en la industria colombiana de las (...)

Twitter

Vimeo >>

Informe OMAL nº 11: "Las mujeres en la industria colombiana de las flores"

Erika González (OMAL, 2014)

Lunes 28 de julio de 2014

JPEG - 22.8 KB
  • Autora: Erika González
  • Con la colaboración de: Corporación Cactus, Marta González Reyes y Pablo Fonte
  • Diseño gráfico y Maquetación: Marra Servicios Publicitarios

En Colombia, en el interior de los invernaderos de flores y de las salas donde éstas se clasifican y preparan para su exportación, principalmente a Estados Unidos, se producen condiciones de explotación laboral y vulnerabilidad social.

Las plantaciones de flores responden a un modelo de agricultura industrial; se trata de un monocultivo que debe proporcionar la máxima producción y, para ello, se adquieren crecientes insumos de semillas, esquejes y agroquímicos (plaguicidas, fumigantes y fertilizantes) a grandes transnacionales como Syngenta o Bayer, que son quienes controlan su distribución (Sierra, 2003). Cuando se habla de la “industria de las flores” se alude a este modo de producción, aunque se desarrolle en un invernadero y no en una fábrica.

Se afirma que el trabajo en la floricultura permite a las mujeres, a través del empleo formal –ingresos salariales, propiedad de bienes, redes sociales–, incrementar su autoestima y adquirir mayor poder de negociación y autonomía frente a la dominación masculina en el hogar. Si bien este empoderamiento es un avance a tener en cuenta, el aporte de este tipo de industria a la igualdad entre hombres y mujeres también debe basarse en las condiciones laborales. Es necesario incluir en el balance entre lo positivo y lo negativo aspectos como: la precarización en los contratos de las mujeres; el peso del trabajo de cuidados que recae en ellas; el empleo precario y las repercusiones físicas y psicológicas que todo esto tiene. Precisamente, son estos factores los que se van a desarrollar en esta publicación y los que definen una parte importante de la caracterización de los impactos de la industria de las flores.

El contexto social y laboral de los trabajadores y trabajadoras genera una situación de vulnerabilidad y de mayor dificultad para la defensa de sus derechos fundamentales ante el Estado y ante las empresas. Una vulnerabilidad que se multiplica en el caso de las madres cabeza de familia. Frente a estas dificultades, tanto dentro como fuera de las empresas, también se reproducen procesos organizativos sindicales y sociales que enfrentan esta realidad, reivindican mejoras en sus condiciones laborales y se movilizan para defender los derechos de las trabajadoras. Cuestionan, en definitiva, el modelo agroexportador impuesto en su región y construyen colectivamente alternativas que permitan un trabajo y una vida dignas.

- Para leer el informe completo (PDF; 2,27 MB), pinchad sobre el siguiente icono:

PDF - 2.2 MB

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Noticias

Movilizaciones en más de 20 ciudades para frenar el CETA

El próximo 21 de enero la campaña No al TTIP ha convocado junto a otras organizaciones sociales y políticas europeas un Día de Acción Global para demandar al Parlamento Europeo que vote “no” al acuerdo comercial y de inversiones entre la UE y (...)

Fuente: Campaña No al TTIP | 17 de enero

Ortega, su hija Sandra y Roig poseen la misma riqueza que el 30% más pobre de España

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, su hija Sandra y el presidente de Mercadona, Juan Roig, acumulan la misma riqueza que el 30% más pobre en España, es decir, que 14,2 millones de personas, la población total de Catalunya y la (...)

Fuente: Público | 17 de enero

|

Actualidad

CETA: quiénes ganan con el acuerdo UE-Canadá

El día 21 tendrán lugar decenas de manifestaciones en varios países europeos contra el acuerdo comercial con Canadá. 3,5 millones de personas entregaron sus firmas para detener este tratado y el TTIP. El empeño de los lobbies de las (...)

Pablo Elorduy | 20 de enero

Dos días antes del juicio

Supongo que Diego hoy se levantó entre nervioso e ilusionado. Supongo que entre las dos cosas gana la ilusión. Supongo que desayunó (quizás tostadas con café) y que pensó mientras se duchaba que ojalá todo termine bien, que es lo mismo que (...)

María González Reyes | 15 de enero

|