Mudanza

María González Reyes

Domingo 7 de septiembre de 2014

Subieron a la última planta del edificio donde estaba el taller. Entre los estantes con piezas de barro a medio hacer estaban los libros y los recuerdos apilados. Claudia recogió con cuidado el primer cuaderno de actas y, sin abrirlo, reprodujo en su mente las palabras que estaban escritas en la primera hoja.

“Se acuerda por unanimidad crear una escuela popular para la gente del barrio.
Se harán dos niveles, uno de alfabetización y otro para los que quieran retomar sus estudios.
No se impedirá la participación a nadie que quiera aprender…”.

Y luego vino la lucha por conseguir mantener el espacio, por construir una educación diferente. Y los aprendizajes verdaderos.

Claudia se dejó arrastrar por aquel grupo de personas que nunca se quedó parado frente a los sueños por pensar que era imposible alcanzarlos. Descuelga la foto del día de la fiesta. Habían conseguido que sus programas se reconocieran oficialmente así que podrían certificar los títulos de graduación. Las alumnas y alumnos, además de aprender, querían esos títulos que les fueron negados en algún momento de su escolarización. Imposible olvidar aquella fiesta. Carlos sale en la foto a su lado, con la cara medio tapada por el brazo que tenía levantado para brindar.

Y ahora consiguieron un espacio más amplio. Ahí trasladarían los libros, los cuadernos y muchas de las historias y Claudia comenzaría, de nuevo, a apilar recuerdos.

Ver en línea : Más relatos aquí >>


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Twitter

Vimeo >>

agenda

Del 23 de agosto 19:00 al 25 de agosto 17:30

IV Seminário Internacional de Direitos Humanos e Empresas HOMA

......