Portada del sitio > Represión a comunidades locales de México por parte de empresas italianas y (...)

Twitter

Vimeo >>

Represión a comunidades locales de México por parte de empresas italianas y españolas

Fuente: Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua

Miércoles 23 de abril de 2014

El pasado 7 de marzo de 2014, pobladores del Municipio de Atlixco, Estado de Puebla (México) descubrieron que existe una estrategia de represión a las comunidades opuestas a la construcción del Gasoducto Morelos [1]. Dicha represión está encabezada por las empresas Bonatti, Elecnor, Enagas, CFE y los gobiernos de Morelos y Puebla.

El 7 de marzo el personal de la empresa Bonatti comenzó a realizar trabajos de aplanado para la instalación del Gasoducto Morelos, pretendiendo ingresar a los terrenos ejidales de San Felipe Xonacayucan, Atlixco, ante lo cual los ejidatarios pidieron a los trabajadores que se retiraran pues no había permiso por parte del ejido para la instalación de la obra. Al momento el encargado de relaciones públicas de la empresa Bonatti, comenzó a tomar fotos a los ejidatarios, ante lo cual los campesinos se molestaron y le pidieron que dejará de tomar fotos. Posteriormente, diversos pobladores pudieron constatar que el encargado estaba dando información falsa en sus reportes y declaraciones para la construcción del Gasoducto. Por ejemplo, el encargado de relaciones públicas reporta a su superior que la obra no la permite “la comunidad completa”, y que en el lugar se encontraba presente el Comisariado de Bienes Comunales de San Juan Amecac, cuando en realidad no fue así, pero de esta forma se criminaliza al Comisariado , quien por mandato de asamblea, no da permiso para el paso del Gasoducto en los Bienes Comunales.

El encargado de relaciones públicas de Bonatti es personal de la empresa desde diciembre de 2013 y es especialista en tratar temas sobre megaproyectos en el país, recibiendo capacitaciones de la Comisión Federal de Electricidad en temas como: “Manejo a la Defensiva”; Interpretación de Avaluos; Aprendiendo a tratar con gente difícil, etc. De 1998 a 2009 trabajo en la CFE como responsable en materia indemnizatoria, para después trabajar en la campaña a Gobernador de Puebla del priista Javier Lopez Zavala y posteriormente en el Megaproyecto Hidroeléctrico El Naranjal. La capacitación y experiencia de esta persona, le ha permitido emplear una estrategia de descontrol y manipulación para la implementación del Gasoducto Morelos.

El pasado 12 de febrero de 2014, la comunidad nahua de Amilcingo, Morelos detuvo los trabajos del Gasoducto que estaba realizando la empresa Bonatti, por motivos que nunca fueron consultados para la construcción y funcionamiento de la obra y que en repetidas ocasiones habían dado a conocer actas de asamblea ejidal donde no se permite el paso del ducto. Tras haberse detenido los trabajos de manera pacífica y sin agredir a trabajadores ni maquinaria alguna, el encargado de relaciones públicas de Bonatti, el ingeniero Alí, llegó al lugar, pidiendo a la población que “lo retuvieran” para que así llegara a dialogar con ellos el Gobernador del Estado. Los pobladores hicieron caso omiso de las provocaciones y le pidieron se retirara con la maquinaria. Dias después, el 17 de febrero de 2014, este mismo empleado, acudió al Ministerio Público del Estado de Morelos, “de acuerdo con lo comentado con la directora de investigaciones (contacto del Gobierno de Morelos)” [2], a presentar denuncia por amenazas, lesiones, daños y lo que resulte, señalando a los C. Samir Flores, de Amilcingo y Avelino Velazquez de San Juan Amecac. El Ingeniero Alí inventó los delitos de agresión física y que le pegaron con un palo en la espalda, que la gente se robó herramientas y daño las máquinas, “siendo afectado el patrimonio de la empresa en mas de seicientos mil pesos”, cuando todo esto no fue cierto. [3]

Posteriormente el 5 de marzo de 2014, el apoderado de la empresa Bonattiel, Daniele Guarnaschelli, emitió un correo donde da a conocer que ha hablado con el contacto de la Secretaría de Gobierno de Morelos, para reanudar los trabajos en la zona conflictiva de Amilcingo y acordaron se enviaría “protección policial”.

De todos estos hechos tienen conocimiento y han estado de acuerdo los representantes de las empresas españolas Elecnor y Enagas, consecionarias del Gasoducto Morelos, así como la Comisión Federal de Electricidad.

En ningun momento los Gobiernos de los Estados de Morelos y Puebla, así como las empresas, han hecho esfuerzo alguno por buscar el respeto al derecho a la consulta de los pueblos indígenas afectados por el proyecto, así como también ver por la seguridad de las poblaciones en relación al trazo del Gasoducto. Por el contrario, en mayo de 2013, la empresa Bonatti entrega al Instituto Estatal de Protección Civil de Morelos, un Programa de Seguridad y Emergencia para la construcción del gasoducto y su funcionamiento, donde el análisis se basa en los municipios del Estado de México que se encuentran en la zona de influencia del volcán Popocatepetl, y no en los municipios de influencia afectados por el Gasoducto en Morelos [4]. A pesar que en su página Electrónica Bonatti presenta como un reto técnico la construcción del gasoducto sobre 8 barrancas de origen volcánico, en los hechos la seguridad y estudios técnicos de la empresa son trámites que solo hay que presentar ante la instancia de Gobierno, desconociendo cualquier consecuencia que pueda provocar la instalación del ducto en la zona de riesgo del Volcán Popocatepetl [5].

Bonatti es una empresa italiana que trabaja en alrededor de 20 países del mundo, actualmente en México tiene consecionado la construcción de 3 obras de Gasoductos: Los Ramones de 114 km y 48’’ de diámetro; Gasoducto Morelos de 160 km y 30’’ de diámetro y El Oro-Mazatlan de 420 km y 24’’ de diámetro.

Las acciones, correos y demandas que ha realizado el personal de Relaciones Públicas de la empresa Bonatti SPA constituyen un patron de conducta premedidato y lesivo a los derechos de los pueblos, conforme a la siguiente estrategia programada:

  • Provocación de los pueblos que se oponen al proyecto por medio de invasiones a sus predios.
  • Documentación Fotográfica de la reacción.
  • Fabricación de Delitos y Denuncia Penal en coordinación con autoridades estatales.
  • Criminalización de la protesta social y derechos colectivos de los pueblos.
  • Encarcelamiento de autoridades comunales, ejidales y comités de los pueblos.
  • Expropiación de bienes inmuebles para la conclusión del Gasoducto Morelos.

Además de la estrategia de criminalización y penalización hacia los defensores de la tierra y el agua, la empresa Bonatti, a través de la empresa creada Gasoducto Morelos tiene contratado a personal que se encuentra gestionando la expropiación de las tierras cuyas personas propietarias no están de acuerdo en vender/rentar para el paso del gasoducto. La empresa Bonatti, Elecnor y Enagas, están realizando la construcción del Gasoducto a marchas forzadas en donde la gente no se encuentra informada de las consecuencias y riesgos del proyecto en zona volcánica para que posteriormente puedan justificar la expropiación con el avance de la obra. Pero hasta ahora ni la CFE, Elecnor y muchos menos Bonatti han entregado un proyecto que justifique la seguridad del Gasoducto en zona de riesgo del volcán Popocatepetl, por el contrario, lo que abunda es la mentira constante en los documentos emitidos por la CFE donde se menciona que “ya todos los organismos vigilantes del volcán han aprobado el proyecto”, cuando es lo contrario.

La estrategia de avance del gasoducto implementada por las empresas Bonatti, Elecnor y Enagas en coordinación con los gobiernos de los estados de Puebla y Morelos están violando el Art. 1° Constitucional y los tratados internacionales como la Declaración de los Defensores de Derechos Humanos, el Convenio 169 de la OIT en sus artículos 3,6 y 7 y los Art. 9, 19 y 21 del Pacto internacional de los Derechos Civiles y Políticos, así como diversos Tratados y acuerdos internacionales firmados por México y la Unión Europea

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua demanda por tanto:

1. Respeto al derecho a la vida, la seguridad y la consulta de los pueblos afectados por el proyecto integral Morelos.

2. Las empresas Bonatti, Elecnor y Enagas deben ser investigadas y sancionadas en su actuar para la implementación del Gasoducto Morelos en la zona de influencia del volcán Popocatepetl.

3. Cancelación del proyecto integral Morelos en la ona de influencia del volcán Popocatepetl.


Ver en línea : Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua, 18 de marzo de 2014.


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Noticias

Los delitos ambientales podrán ser juzgados como crímenes contra la humanidad

Los gobiernos o individuos responsables de delitos contra el medio ambiente, el acaparamiento de tierras o la explotación ilegal de los recursos naturales podrán ser, a partir de ahora, perseguidos y juzgados por la legislación (...)

Fuente: Público | 28 de septiembre

Chile investiga a la transnacional Endesa por supuestas donaciones a políticos

La fiscalía de Chile, a instancias de su par española, investiga a la empresa de electricidad Endesa por supuestas donaciones a políticos chilenos para campañas electorales a cambio de apoyar la instalación de una central hidroeléctrica. (...)

Fuente: La Información | 21 de septiembre

|

Actualidad

Boletín OMAL nº87

Monográfico de recursos sobre la actividad económica de las grandes multinacionales y la Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe ÍNDICE Recursos y datos económicos sobre las grandes multinacionales OMAL Recursos y datos (...)

Septiembre de 2016 | 28 de septiembre

Ecosocialismo y ecofeminismo para un otoño en resistencia

“El TTIP ha fracasado de facto”. La reciente afirmación del ministro de Economía alemán sobre las negociaciones del tratado comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea vino seguida de una declaración de presidente francés en la misma (...)

Júlia Martí y Erika González (La Marea, 25 de septiembre de 2016) | 26 de septiembre

|