Portada del sitio > Publicaciones > El banco del parque

El banco del parque

María González Reyes y Virginia Pedrero

Lunes 28 de abril de 2014

JPEG - 64.3 KB

Creo que, en realidad, todas las personas necesitamos un lugar que sintamos como nuestro. No digo que lo sea en sentido estricto, no hay que poseer ese espacio en propiedad, más bien me refiero a un sitio en el que sentirse tranquila de los miedos, cómoda para no pensar en nada relevante, refugiada de los problemas. Quizás por eso tendamos repetitivamente a ocupar los mismos lugares, la misma silla en la clase en el colegio, la misma fila en el cine, el mismo lado de la cama.

Su lugar era un trozo del lateral de un parque en el que había un banco sin respaldo hecho de cemento. Ahí cocinaba la cena en un hornillo de gas y dormía la siesta cada día. Por la noche no, prefería ir al albergue para personas sin recursos. Antes tuvo otros lugares, una mesa en una oficina compartida con otras mesas que ya tampoco son el lugar de nadie, un sillón de orejas junto a una ventana, una cocina grande que una vez por semana se llenaba de amigos.

No pedía porque nunca tuvo que hacerlo y no sabía cómo.

Se dio cuenta con bastante facilidad de que da vergüenza tener amigos que pasan dificultades, por eso no los busca.

Nunca perdió la costumbre del orden y la limpieza.

Por eso su banco siempre limpio.

Por eso la papelera más cercana siempre con algo dentro que

nunca es comida.


Texto: María González Reyes / Ilustración: Virginia Pedrero.

Ver en línea : Más relatos aquí >>


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Twitter

Vimeo >>

agenda

Del 5 de mayo 18:00 al 6 de mayo 19:30

4º Encuentro: «Otra economía está en marcha»

......

Del 15 de mayo 09:00 al 2 de junio 23:30

Curso on-line: “Resistencias feministas al poder corporativo”

......