Portada del sitio > Multimedia > Audios > Guatemala: multinacionales chocan con comunidades locales

Twitter

Vimeo >>

Guatemala: multinacionales chocan con comunidades locales

AUDIO: Entrevista a Claudia Samayoa (UDEFEGUA) y Erika González (OMAL) en Radio Nederland

Viernes 25 de febrero de 2011

Hace más de un mes, los habitantes de los municipios de San Pablo, el Rodeo, Malacatán y Tajumulco, al sur de Guatemala, se están viendo afectados por cortes de luz, en algunos casos, o la total suspensión del servicio de electricidad, en otros. La empresa, socia de la multinacional española Gas Natural- Fenosa, decidió tomar medidas drásticas ante la negativa de una gran mayoría de los habitantes del lugar, de efectuar los pagos. Los usuarios alegan cobros abusivos y deficiencia en el servicio.

Entrevista a Claudia Samayoa (UDEFEGUA):



Entrevista a Erika González (OMAL):




Este caso es uno de los más emblemáticos de una serie de conflictos que enfrenta a comunidades rurales e indígenas de Guatemala con empresas multinacionales españolas, italianas, canadienses, francesas y mexicanas. Según denuncian líderes indígenas, los desencuentros tienen que ver, por un lado, con la realización de estos megaproyectos en territorios indígenas, sin consentimiento de la población y sin respeto por la propiedad ancestral y comunitaria sobre el territorio. Además, acusan a las empresas de deficiencia en la prestación de los servicios básicos a los que se comprometieron.

En algunos casos, estos conflictos han desencadenado en graves violaciones de los derechos humanos, tal y como apunta Claudia Samayoa, de la Unidad de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos de Guatemala, UDEFEGUA. “Cuando entran las empresas a construir la hidroeléctrica o a impulsar proyectos mineros,” explica, “contratan en lo local, a personas que están vinculadas a graves violaciones de DDHH de la época del conflicto armado y que están acostumbradas a que los conflictos se resuelven por las malas, en lugar de con el diálogo”.

En el caso de Guatemala, las empresas multinacionales pueden emprender un proyecto minero, la construcción de una hidroeléctrica o las obras de interconexión energética, sólo si son socias de una empresa nacional. Ante la ley del país, es la empresa de capital nacional la que debe responder. No obstante, y a pesar de ser proyectos muy rentables para las empresas extranjeras, éstas hacen la vista gorda en muchos casos de clara violación de los derechos humanos o atentado contra el interés público.

El caso más dramático ha sido el de Gas Natural- Fenosa, al sur de Guatemala, donde en diferentes ocasiones se amenazó a un dirigente de una huelga iniciada por la comunidad, debido a que según ellos, la empresa local subsidiaria de Gas Natural-Fenosa estaba realizando cobros abusivos, y el servicio era claramente deficiente. El dirigente es atacado, perseguido y, finalmente en el 2009, asesinado. La situación se torna tan grave que lleva al Gobierno guatemalteco a decretar el estado de sitio en la región. En este caso se relacionan tres asesinatos más que ocurrieron entre octubre del 2009 y febrero del 2010, de los cuales sólo en uno se ha capturado al autor material, lo que ha sido posible porque la CICIG investiga los hechos y ha asegurado que pronto se conocerá la imputación sobre la autoría intelectual de los mismos.

Según Claudia Samayoa, de UDEFEGUA, el señalamiento no llega a acusar a la empresa extranjera de ordenar la agresión o el asesinato, sino que constata una serie de conflictos que ocurre alrededor de la operación de sus proyectos, y en la que no toma las medidas ante su socio local para evitar que la situación vaya a mayores. Samoyoa considera necesario que se empiece a utilizar y aplicar la responsabilidad social corporativa a la cual están obligadas todas las multinacionales, apelando a que el mejor negocio que pueda hacer una empresa es un negocio limpio.

Otra de las denuncias que presentan las comunidades locales es que las multinacionales han logrado que las autoridades persigan a sus dirigentes con el fin de neutralizar la protesta. Al respecto, Samayoa nos dijo que en el caso de Gas Natural-Fenosa, 35 líderes del movimiento de protesta fueron detenidos y enviados a la cárcel por un mes. Estas personas habían participado en una mesa de diálogo para discutir los sobre cobros y el mal servicio que la empresa local socia de Gas Natural venía prestando. Unos días después, y a raíz del corte de luz, la gente sale a la calle a protestar y se enciende de nuevo la confrontación. Todos los líderes presentes en esa reunión fueron procesados y responsabilizados de haber incitado a la protesta.

Otro relevante motivo de conflicto es el lugar donde se asientan estos megaproyectos, muchos de los cuales se desarrollan encima de los territorios ancestralmente ocupados por comunidades indígenas. El Observatorio de Multinacionales en América Latina denuncia una violación en muchos de estos casos del Derecho Internacional Indígena, tal y como lo explica Erika González. “Las multinacionales llegan a estos territorios y, aunque exista la oposición de los pueblos indígenas, entran a operar. En muchas ocasiones se les engaña a la hora de hacer las consultas, las cuales no son previas e informadas, como lo exige la ley, sino sencillamente reuniones con algunos líderes de la comunidad, lo que en muchos casos genera enfrentamientos en el seno de las mismas,” precisa Erika González.

Luego de su entrada por la puerta grande en la década de los 90, gracias a la privatización de los servicios públicos en casi todos los países de América Latina, las empresas españolas se encuentran en estos momentos en una etapa de expansión debido a la reducción de sus beneficios como consecuencia de la crisis económica en Europa. La región es una importante fuente de ganancias y, por ello, Claudia Samayoa y otras organizaciones dentro y fuera de Latinoamérica, opinan que es un momento para apostar por una inversión menos violenta y más respetuosa de las comunidades adonde llegan y de las leyes nacionales e internacionales que las protegen. Leyes que, por cierto, las multinacionales cumplen al pie de la letra en sus países de origen.

Luisa Fernanda López
Publicado en Radio Nederland, 11 de febrero de 2011.

-  Puedes escuchar el programa completo en Radio Nederland.


¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Noticias

Chile investiga a la transnacional Endesa por supuestas donaciones a políticos

La fiscalía de Chile, a instancias de su par española, investiga a la empresa de electricidad Endesa por supuestas donaciones a políticos chilenos para campañas electorales a cambio de apoyar la instalación de una central hidroeléctrica. (...)

Fuente: La Información | 21 de septiembre

Wal-Mart, el decimoprimer "país" más rico del mundo

Los ingresos de las diez compañías multinacionales más ricas superaron en 2015 a la suma total de lo que ganaron 180 países. De las 100 entidades económicas más poderosas en el planeta actualmente, 69 son empresas y 31 países. La influencia (...)

Fuente: Diagonal | 15 de septiembre

|

Actualidad

Ecosocialismo y ecofeminismo para un otoño en resistencia

“El TTIP ha fracasado de facto”. La reciente afirmación del ministro de Economía alemán sobre las negociaciones del tratado comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea vino seguida de una declaración de presidente francés en la misma (...)

Júlia Martí y Erika González (La Marea, 25 de septiembre de 2016) | 26 de septiembre

Colegio refugio

El colegio ahora es una casa. No es exactamente un hogar, es más bien un refugio. Ya no hay timbre y cambiaron las clases de historia y biología por las de idiomas: alemán, inglés, griego. En diferentes días y horas para personas adultas y (...)

María González Reyes | 25 de septiembre

|